Big sister cardigan

Antes de mi parón tejeril, tenía varios proyectos en mis agujas (ya sabéis, no sé tejer las cosas de una en una) y la mayoría de ellos se quedaron sin terminar, obligados a vivir su incompletitud en una bolsa llena de restos.

Uno de esos proyectos era la rebeca Big sister. Desde hacía tiempo tenía muchas ganas de tejer un rebecón pero siempre terminaba rechazando la idea. Una prenda de esa envergadura implicaba usar mucha cantidad de lana lo que se traducía en una chaqueta muy pesada y muy difícil de llevar.

Pero entonces apareció ante mis ojos la lana Air de Drops. Una lana soplada de baby alpaca y merino que se teje con un número grande de aguja pero que no pesa nada de nada.

El resultado, un rebecón ligero y gustosísimo (gracias a la baby alpaca), y muuuuuy abrigador.

En cuanto al patrón, desde que empecé a tejerlo me cautivó y no ha dejado de hacerlo hasta el final. La construcción es muy diferente a todo lo que había tejido antes. Y oye, aprender nuevas formas de tejer una misma prenda siempre es motivador. Se montan solo los puntos centrales del cuello y se tejen en punto elástico. Luego se retoman los de la espalda y se hacen los aumentos de la sisa para acto seguido retomar los puntos para los hombros y tejerlos también con el punto elástico. Hecho eso, se cogen puntos para las mangas y con los aumentos y tal se va tejiendo a la vez cuello mangas y cuerpo. Tanto cuerpo y mangas se tejen de arriba hacia abajo hasta llegar a los elásticos cuando el sentido del tejido vuelve a cambiar. Y los bolsillos… son geniales!!!

El resultado es una rebeca sencilla pero con unos detalles que la hacen no ser una rebeca sosona.

No puedo estar más contenta de haberla conseguido terminar. La pobre se quedó a falta de una manga y el interior de los bolsillos. No era justo que quedase en el olvido.

Y como no tiene botones… la puedo usar en estos meses sin problemas ❤

Me paso por RUMS a ver que hay por allí hoy.

Anuncios

Los calcetines del pique

Después de demasiados meses ausente y de una crisis tejeril brutal sin precedentes…vuelvo a asomarme a este espacio que tanto disfrutaba y espero que para quedarme bastante tiempo.

No “poder” tejer absolutamente nada ha sido muy frustrante a ratos y, como pasa con todo lo que se va dejando, volver no ha sido fácil.

Pero nada mejor que un pique con una amiga, que sabía que necesitaba que me dieran un empujoncito,  para volver a tejer con las mismas ganas y con las mismas fuerzas que siempre. ¡¡Qué digo las mismas!!, con muchas más.

Pensamos que, como estaba desentrenada, el mejor proyecto para reengancharme eran unos calcetines. Se tejen relativamente rápido, así que son un proyecto de satisfacción inmediata.

El patrón elegido fue los Skew, unos calcetines a los que ya les teníamos el ojo echado desde hacía tiempo. Y claro, para que la emoción fuese mayor, lo suyo era comprar la lana perfecta para el proyecto. No me podía conformar con cualquier cosa de mi stash.

Compré un par de ovillos Hot Socks Diamond de Gründl. Una maravilla que descubrí bicheando, y de la que no había escuchado hablar jamás, pero de la que me he enamorado perdidamente. Es una fibra con unos colores espectaculares y super gustosa de tejer y de llevar puesta. Muuuuy suave!!! Estoy segura de que la volveré a usar. Me he quedado con ganas de más.

El resultado no me ha podido gustar más. Creo que patrón y lana son la pareja perfecta.

Pero si los míos son bonitos (aunque esté feo que yo lo diga, jajaja), pasaos a ver los de Bea. Les han quedado espectaculares!!!

Ayyyy, estoy emocionada. Tengo muchas cosas que se me quedaron sin publicar y que me gustaría ir enseñándoos… y otras tantas que he terminado en estos días. Ufff, y no hablemos de tooooodo lo que tengo en mis agujas, jajaja… y de alguna que otra sorpresa que ya os iré contando, jijiji.

Y para volver por la puerta grande, jajajaja, me asomo también por RUMS.

Multikal verano 2016 (3/3)

Y como fin de fiesta del multikal… me dio tiempo a terminar el tercer chal!!!! Los otros dos con los que participaba ya os los enseñé aquí y aquí.

img_3371

Fue una gran carrera de obstáculos. Poner bolitas siempre es mucho más lento. Si además te gusta complicarte la vida y decides poner la mitad mate y la mitad brillo, la cosa se complica. Y si la fecha límite es el 18 de septiembre y a medio día aún no has cerrado… y tardas más de cuatro horas en hacerlo… la final es de infarto.

img1474443101035

En este caso la lana utilizada fue una Baslace 800 en el color 1007. Una auténtica maravilla (como las otras dos calidades).

Lo guay es que me ha sobrado bastante… y de esta misma, tengo otro ovillito de buen tamaño en color sandía. Buscaré, buscaré… hasta encontrar el patrón perfecto para ellas.

img_3368

Y del patrón poco que decir. Esta diseñadora es la reina de los chales lace. Da igual el modelo que elijas, sabes que el éxito está asegurado. Es muy divertido de tejer… y el resultado no puede ser más bonito.

Sí que es cierto que al principio me frustré un poco. Pensaba que la parte “lisa” era punto jersey… pero nada más lejos de la realidad. Hace que tejerlo sea más divertido, pero también mucho más lento de lo que yo imaginaba a priori… y con el tiempo en contra no era lo que me apetecía. Pero me alegro que fuese así, una vez bloqueado el resultado es mucho más bonito.

Y con esto doy por finalizada la locura chalera de este verano. Estoy contentísima con los resultados. Para mí son 3 joyitas más que lucir este invierno. Y lo dicho, que tejer en compañía siempre es mucho mejor.

Os dejo la imagen recopilatorio del reto… y me lanzo a RUMS, que para eso es jueves.

img1474397311855

Vestido para mamá

Aunque pueda parecer lo contrario, este verano no solo he tejido chales, jajaja.

Antes de las vacaciones estuve mirando con mi madre algunos burdas para hacerle un vestido. Se lo debía ya que el año pasado le empecé uno que nunca llegó a ver la luz, jajajaja. (No descarto terminarlo en algún momento :P)

Compramos un piqué estampado precioso del estilo del modelo que nos había gustado y allá que se fue con nosotras a la playa.

photogrid_1465808873084

La confección es sencilla aunque varias veces tuve que dejarlo aparcado y respirar profundamente porque no terminaba de entender las explicaciones de la revista. Estoy acostumbrada a coser como me han enseñado en clase… y seguir unas instrucciones de este tipo no es nada fácil!!!

Al final el vestido está terminado (Síiiiii, este año lo he conseguido) y mi madre está guapísima con el. Así que el esfuerzo ha merecido la pena!!!

img1474031346764 img1474305873684

Patrón: Vestido Babydoll 108 de la revista Burda de junio de 2016

 

Multikal verano 2016 (2/3)

Siguiendo con la trilogía, hoy os presento el segundo chal, el archiconocido Waiting for rain.

img_3274

Lleva ya mucho tiempo exhibiéndose por todas las redes sociales, y es de esos chales que supe que tejería en cuanto lo vi. Es bastante sencillo, con punto bobo… pero esos calados insertados en el tejido dando aspecto de un roto zurcido… me cautivaron.

Para este chal, elegí la calidad Sants de Greta. Me habían hablado maravillas de ella y quería comprobarlo por mi misma. En la madeja… fue un poco decepción, demasiado rústica. Al ovillarla soltó algo de pelito… pero iba como suavizándose. Tejerla fue sorprendente, parecía mantequilla. Cuanto más tejía más caída tenia y más suave se volvía (a esta lana le va que la sobeteen). Pero fue al bloquearla cuando flipé del todo. Queda muy ligera, como esponjosa… es suave a rabiar y da un gustito envolverse con ella… que me temo que no podré quitarme este chal de encima durante todo el invierno.

Además el color me gusta una barbaridad. Yo soy mucho de vaqueros, y este chal me va a combinar con todo!!!

img1473835536641

Crucen los dedos para que pueda terminar a tiempo el tercero y os lo pueda enseñar la semana que viene triunfante!!! Jajajaja

Paso por RUMS, te vienes???

Multikal verano 2016 (1/3)

Hace algo más de 3 meses en el grupo de Greta and The Fibers de ravelry se empezó a organizar el multikal de este verano.

Como ya he contado alguna otra vez un Kal (knit a long) es un evento que se organiza para que todo el mundo teja a la vez la misma prenda. Así se pueden ir resolviendo dudas sobre la marcha… pero sobre todo así tejer es mucho más divertido. En esta ocasión se trataba de un multikal de chales, esto es, se tejen varios chales a la vez… y tú eliges si te apuntas a todos, solo a unos cuantos… o si con uno vas más que sobrada.

Hacía ya varios años que había tejido una greta. Fue un rock island en un color sandía que quedó realmente impresionante (os lo enseñé aquí), así que tenía muchas ganas de repetir… y esta ocasión me pareció perfecta para hacerlo. Y como me va la marcha… y como empezaba el verano e iba a tener mucho más tiempo… y como era una excusa perfecta para comprar lanas bonitas… me apunté no a uno, ni a dos, sino a tres chales para tejer en 3 meses. Ahí lo llevas.

El que os voy a enseñar hoy es el chal Rendezvous. Un chal al que ya le había echado el ojo hace tiempo pero que nunca me lanzaba a tejer por razones obvias. Mucho dibujo, hilo fino… pero taaaaaaaan maravilloso.

img_3282

El chal está tejido con la calidad “silk me lace”, una mezcla de merino y seda increíble.

img1473254302955

Tejerlo ha sido mucho más sencillo de lo que imaginaba al principio. Lo he disfrutado muchísimo.

La “anecdotilla” de este proyecto es que a falta de un 5% para terminar el chal me quedé sin hilo. Nooooooooo, horror!!!! Estuve varios días en estado de shock sin saber muy bien qué hacer… aunque lo que tenía clarísimo era que no pensaba deshacerlo. Al final, una de las chicas del kal estaba tejiendo con la misma lana y el mismo color y cuando le conté lo que me pasaba se ofreció a enviarme el resto que le había sobrado a ella del suyo. Se puede ser más afortunada???!!! Otra de las tantas ventajas de tejer en equipo!!!

Como estas lanas son teñidas a mano hay bastante diferencia entre una tintada y otra… pero oye, pude terminar de tejer mi chal y aunque lo he intentado, he sido incapaz de fotografiar las diferencias de color en el trocito que está tejido con el otro ovillo. Así que no se puede pedir más.

Yo estoy feliz con el resultado… Y es solo el primero de tres (bueno, por ahora el primero de dos… que aún estoy tejiendo el tercero y no sé si llegaré a tiempo… el multikal termina el día 18!!!)

Continuará…

Y aprovechando me lanzo a RUMS

Pelele marinero

Al acercarse el verano… irremediablemente me viene a la cabeza el calorcito del sol, el olor a mar, a espetos y a crema solar… y las rayas blancas y azules.

Así que cuando decidí tejerle algo fresquito a Alberto… no pude pensar en otro diseño que no fuera un pelele marinero.

Y no hay nada que convine mejor con unas rayas marineras que el rojo!!!

La idea inicial era usar unos snaps en lugar de botones… pero ante la duda de que el tejido no respondiera bien y de que se terminara estropeando con tantos tirones, volví a la idea de los botones. Qué alegrón me llevé cuando encontré unos “lacasiteros” que simulaban a los snaps.

¿Qué me decís? ¿Está o no está guapo el morenito?

Gracias a la mami por dejarme enseñaros lo bien que le queda el pelele al enano!!! ❤ ❤ ❤

Palmeras en Hawaii

A estas alturas de la película decir que me encantan las manualidades y probar cosas nuevas no es ninguna novedad, ¿verdad? jajaja. Me encanta tejer, hacer crochet, coser, el origami, hacer bisutería…

Pero con lo que nunca me había atrevido era con la pintura. Jamás he tenido buena mano para eso, o quizás jamás me habían enseñado… o jamás lo había intentado (más allá de lo obligatorio en el cole).

Desde hace unos meses no paro de ver por las redes sociales una nueva iniciativa que me llamaba muchísimo la atención. Se llaman Salir con arte y su propuesta es quedar en un bar y pintar allí el cuadro elegido para ese día en un par de horas. Te van desgranando el cuadro paso a paso y todos los asistentes lo van pintando a la vez.

Lo organizan en un montón de ciudades de España: Madrid, Barcelona, Sevilla, Alicante, Córdoba, Zaragoza… y cada día aparecen ciudades nuevas.

La idea de asistir a una de estas quedadas no paraba de rondarme la cabeza, y aunque tanteé a varios de mis amigos antes de decidirme, al final por unas circunstancias o por otras no conseguí que nadie me acompañara en esta locura. Pero… a quién necesitaba yo para pintar un cuadro!!!?? Jajajaja.

Palmeras en Hawaii me cautivó desde el primer momento… así que cuando lo propusieron en Sevilla supe que ese sería mi cuadro debut.

artworkpalmeras

No me pude alegrar más de asistir!!!! La experiencia fue divertidísima. Y aunque torpeé muchísimo con los pinceles, las mezclas de colores y los difuminos, fue un rato de lo más agradable. Lleno de risas, de buena gente, de nuevos conocimientos… y como recompensa, me llevé a casa mi primera obra!!!

Y aunque no daba un duro por el resultado, y pensaba que el cuadro no habría dónde colgarlo, estoy super orgullosa de él. Realmente me parece flipante que yo haya pintado eso.. y en solo dos horas!!! Y por supuesto le encontraré un sitio en una buena pared en casa. Por ahora, preside el salón… y es que no me canso de mirarlo!!!

FB_IMG_1469096923520

Ni que decir tiene que es el primero de una colección que irá creciendo… Pero no os asustéis. Me divirtió mucho pintar… pero sigo pensando que realmente no es lo mío, así que seguiré con mis costuras y mis tejimientos.

FB_IMG_1469096933772

Ya veis, si es que no salió de allí ningún cuadro feo!!!

¿¿Qué?? ¿¿os animáis ahora al siguiente??

PD: Algunas de las fotos las he descargado de la página de Facebook de Salir con Arte 🙂

Capucha estrellada

¿Habéis visto alguna vez las rebecas con capucha para bebé, de esas que llevan cremallera en la espalda?

Los hijos de una compañera del trabajo tienen varias de ese tipo tejidas a mano que le resultan muy cómodas para cuando son tan pequeños. Sin embargo, no es fácil encontrarlas en las tiendas. Por eso me encargó que le tejiera una para un bebé de seis meses.

El patrón que encontré es sencillo, con manga tipo ranglan y una capucha con punto elástico. Pero como me parecía demasiado básica, como detalles le añadí la estrella en el delantero, le coloqué un pompón en la capucha con la misma lana y le cosí una plaquita de madera “hand made”.

La lana es big merino de drops muy suavita, superwash y con un azul precioso. Porque aunque es un azul bebe tiene un fondo grisáceo que lo hace mucho más bonito, al menos para mí.

Up the irons!!!

Hace más de cinco meses que saltó la noticia de que los Iron Maiden tocarían en Sevilla… y el primer día que las entradas salieron a la venta las compramos!!! Guau, no nos podíamos perder este pedazo de concierto!!!!

Mi amiga Bea, que sabe lo que me gusta y con la que comparto muchas aficiones, me regaló una calavera impresionantemente bonita para pegar a la ropa con la plancha.

Así que no sé si fue primero la gallina o el huevo pero supe que NECESITABA hacerme una camiseta para el concierto… y que ese calavera sería la absoluta protagonista.

Como siempre, no sé cómo me las apaño pero me pilló el toro… y el día de antes a las mil de la noche estaba cosiendo la camiseta, jajajaja.

Lo que hice fue clonar una camiseta que me gusta mucho haciéndole una puntada algo diferente y que pegara con la aplicación, pero al hacerla en el cuello se estiró un poco… así que no probé en las mangas.

Para pegar la calavera tuve q hacer una obra de ingeniería para que no se pegara torcida. ¿Cómo lo hacéis vosotros habitualmente?

El resultado… un concierto de lujo en el que lo dimos todo y una camiseta cañera que me encanta!!!

Por supuesto, ese día volaron las Trooper que da gusto!!! 😛

Y como es jueves… a RUMS