La gran aventura nipona II

DÍA 2: TOKIO

A las 5:00 de la mañana teníamos los ojos como platos. ¿Cómo era posible? Ya era de día!!!!

Y aunque el sol ya estaba fuera, era imposible que las calles estuvieran puestas… Así que estuvimos organizando la ruta que haríamos ese día y configurando la tarjeta que compramos para tener internet en el móvil (Muy recomendable!!! Sobre todo para usar el GPS).

La ruta elegida: YANAKA – UENO – ASAKUSA

La primera parada obligatoria fue el bar de la esquina, jajajaja: un Mister Donut. Vale, habíamos ido a jugar, y a comer comida japonesa… pero, ¿qué desayuna un japonés? (Esto lo averiguaríamos unos días después). Y entre el jet lag y el madrugón necesitábamos un café y algo sustancioso para afrontar el día que teníamos por delante. Que con el desayuno no se juega!!

Lo primero era coger la Yamanote Line hacia Nippori, donde comenzaba nuestra ruta. Al salir de la estación de Nippori y llegar a Yanaka fue como, de repente, estar en otra ciudad completamente diferente: casitas bajas, calles estrechas y el canto de los pájaros. Según dicen es más parecido a Kioto que a Tokio.

Seguimos más o menos esta ruta:

yanaka_tour1_map

Estuvimos paseando por sus calles y descubriendo templos entre esas callejuelas… (Pensad que todos los rectangulitos naranjas son templos!!) Uno de los que más nos llamó la atención fue el templo Jomyo-in con sus 84.000 budas custodiándolo en el jardín.

Fue en Yanaka nuestra primera experiencia con las máquinas de bebidas japonesas… jajaja. Y ni tan mal. El funcionamiento es bastante parecido a una máquina expendedora normal. Otra cosa era saber qué queríamos tomar (obviamente no había nada conocido y casi nada reconocible). Al final tomamos un té típico japonés: Té oolong. Ni bueno ni malo, ni chicha ni limoná… Un té sin azúcar. En finsss.

Desde aquí, y tras perdernos en unas cuantas ocasiones (los japoneses y sus mapas sin nombres de calles), nos dirigimos al barrio de Ueno. Accedimos por el parque. Un parque enorme lleno de gente disfrutando de sus obento, paseando a sus mascotas, en la hora de descanso del curro, niños de excursión con el cole… o simplemente personas disfrutando del entorno. Debe ser precioso con los cerezos en flor!!! Nosotros vimos otra parte bonita de los jardines japoneses… y es un par de semanas después de la floración. El suelo estaba rosa, lleno de pétalos.

Paseamos un ratito por allí, disfrutando del paisaje, y nos fuimos para el mercado de Ameyoko a comer algo en los puestos de comida rápida. Que me gusta un mercado callejero!!! Que qué hubo de menú???… unos takoyaki de morir de buenos!!! (Confieso que es uno de mis platos favoritos japoneses… ñaaaaam, salivo sólo de pensarlo)

Y tras descansar un ratito y disfrutar de nuestro exquisito almuerzo nos fuimos hacia Asakusa a visitar el templo Sensoji, el más famoso de Tokio. No nos defraudó en absoluto. La parada de rickshaws que hay justo a la entrada llama muchísimo la atención. Su farolillo rojo gigante impresiona! (eso cuando consigues verlo entre la multitud que se está haciendo fotos con él). La calle llena de tiendas desde el tori de la entrada hasta el templo es enormeeeee: souvenirs!!!!! En sensoji nos iniciamos en muchos ritos y tradiciones japonesas. Nos lavamos las manos y la boca en la fuente que hay a la entrada del templo, nos purificamos con el incienso sagrado y probamos fortuna con un Omikuji. Esto último, mejor verlo… jijijiji.

Y para recuperar fuerzas y ver atardecer nos fuimos cerquita, al Asahi Sky Room, un bar chiquitito en la planta 22 del edificio Unko, al lado del “mojón de oro”, con unas vistas muy chulas del río Sumida, de Sensoji… y de Tokio en general. Y con unas cervezas Asahi la mar de fresquitas y de ricas!!!! Vimos anochecer desde las alturas, nos tomamos unas cervezuelas… y volvimos para el barrio.

Fuimos haciendo apetito por el camino (como si nos hiciera falta…) que la cerveza da hambruna… y al llegar a Shinjuku buscamos algún sitio para cenar.

Y esa noche tocó Ramen. Y también estaba de muerte. Y nos fuimos a la cama cansados (el jet lag seguía dando la lata) pero felices. Al día siguiente comenzaba nuestro viaje dentro del viaje: Hakone, Kioto, Miyajima, Hiroshima…

JRP preparada!!!! Allá vamos!!!

PD: No os podéis quejar de fotos, eh??

PD2: Toooooma acento jaenero, ainsssss.

 

Anuncios

Un pensamiento en “La gran aventura nipona II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s